Minutos fantásticos o minutos de mierda :-)

Este es el mejor cuento que he leído en mi vida, lo leo si me da tiempo en mis sesiones y algunas personas me han pedido que lo publique porque no lo encuentran.

Los cuentos son fantásticos, especialmente para que los que somos un poco más cortos, porque te explican cosas complejas de manera muy sencilla. A mi siempre me han gustado y después de leer muchos éste es sin duda el que más me ha impactado y más me ha ayudado. Es un poco largo, pero vale la pena. Vale mucho la pena leerlo. No me atrevo a decir de quien es porque lo he visto publicado por diferentes autores, pero lo que si se es que mío no es :-). Allá va!!

“Ésta es la historia de un hombre al que yo definiría como un buscador. Un buscador es alguien que busca, no necesariamente alguien que encuentra. Tampoco es alguien que, necesariamente, sabe qué es lo que está buscando, es simplemente alguien para quien su vida es una búsqueda.

Un día, el buscador sintió que debía ir a la ciudad de Kammir. Él había aprendido a hacer caso riguroso a esas sensaciones que venían de un lugar desconocido de sí mismo, así que dejó todo y partió. Después de dos días por caminos polvorientos divisó, a lo lejos, Kammir. Un poco antes de llegar al pueblo, una colina a la derecha del sendero le llamó mucho la atención. Estaba tapizada de un verde maravilloso y había un montón de árboles, pájaros y flores preciosas; la rodeaba por completo una especie de valla pequeña de madera lustrada. Una portezuela de bronce lo invitaba a entrar. De pronto, sintió que se olvidaba del pueblo y sucumbió ante la tentación de descansar por un momento en ese lugar. El buscador traspasó el portal y empezó a caminar lentamente entre las piedras blancas que estaban distribuidas como al azar, entre los árboles. Sus ojos eran los de un buscador y, quizás por eso, descubrió, sobre una de las piedras, aquella inscripción: «Abdul Tareg, vivió 8 años, 6 meses, 2 semanas y 3 días».

Se sobrecogió un poco al darse cuenta de que esa piedra no era simplemente una piedra, era una lápida. Sintió pena al pensar que un niño de tan corta edad estaba enterrado en ese lugar. Mirando a su alrededor, el hombre se dio cuenta de que la piedra de al lado también tenía una inscripción. Se acercó a leerla, decía: «Yamir Kalib, vivió 5 años, 8 meses y 3 semanas».

El buscador se sintió terriblemente conmocionado. Este hermoso lugar era un cementerio y cada piedra, una tumba. Una por una empezó a leer las lápidas. Todas tenían inscripciones similares: un nombre y el tiempo de vida exacto del muerto. Pero lo que le conectó con el espanto fue comprobar que el que más tiempo había vivido sobrepasaba apenas los 11 años… Embargado por un dolor terrible se sentó y se puso a llorar.

El cuidador del cementerio pasaba por ahí y se acercó. Lo vio llorar por un rato en silencio y luego le preguntó si lloraba por algún familiar. «No, ningún familiar —dijo el buscador— ¿qué pasa con este pueblo?, ¿qué cosa tan terrible hay en esta ciudad?, ¿por qué hay tantos niños enterrados en este lugar?, ¿cuál es la horrible maldición que pesa sobre esta gente, que los ha obligado a construir un cementerio de niños?»

El anciano se sonrió y dijo: «Puede usted serenarse. No hay tal maldición. Lo que pasa es que aquí tenemos una vieja costumbre. Le contaré. Cuando un joven cumple quince años sus padres le regalan una libreta, como ésta que tengo aquí, colgando del cuello. Y es tradición entre nosotros que a partir de allí, cada vez que uno disfruta intensamente de algo, abre la libreta y anota en ella: a la izquierda, qué fue lo disfrutado, y a la derecha, cuánto tiempo duró el gozo. Conoció a su novia y se enamoró de ella. ¿Cuánto tiempo duró esa pasión enorme y el placer de conocerla?, ¿una semana?, ¿dos?, ¿tres semanas y media? Y después la emoción del primer beso, el placer maravilloso del primer beso, ¿cuánto duró?, ¿el minuto y medio del beso?, ¿dos días?, ¿una semana? ¿Y el embarazo o el nacimiento del primer hijo?, ¿y la boda de los amigos?, ¿y el viaje más deseado?, ¿y el encuentro con el hermano que vuelve de un país lejano?, ¿cuánto tiempo duró disfrutar de esas situaciones?, ¿horas?, ¿días? Así vamos anotando en la libreta cada momento que disfrutamos. Cuando alguien se muere, es nuestra costumbre abrir su libreta y sumar el tiempo de lo disfrutado, para escribirlo sobre su tumba, porque ése es, para nosotros, el único y verdadero tiempo vivido.”

A mi me parece brutal este cuento porque es toda una filosofía de vida. Yo no quiero darle la interpretacion de que hay minutos que disfrutas y otros que no, porque tambien hay momentos tristes inevitables en la vida. Me gusta más entender que hay minutos en los que tu actitud o manera de ser es fantástica y minutos en los que no estamos a la altura, lo cual no quiere decir que siempre hay que star entusiasmados, porque hay momentos muy duros en la vida en los que la tristeza es inevitable, pero en los que la esperanza, el optimismo y el esfuerzo son también admirables.

Si te paras a pensar, la vida consiste en sumar minutos; minutos, horas, días, semanas, meses, años, pero todo empieza con minutos, esa es la unidad que podemos gestionar. Pero igual que en el ajedrez hay dos relojes, en la vida hay dos tipos de minutos: hay minutos fantásticos y hay minutos de mierda. ¿De qué depende que los minutos sean fantásticos o de mierda? Hay personas que creen que la calidad de los minutos depende de las circunstancias, del entorno, de lo que les ocurre. Son un poco merluzos. Luego hay las personas grandes, las que saben que sólo depende de ellas hacer que cada minuto sea fantástico o de mierda, personas que están comprometidas en sumar minutos fantásticos, minutos que tienen sentido en su proyecto de vida, minutos en los que somos las personas que queremos y merecemos ser, aquellos en los que sacamos lo mejor que llevamos dentro.

No vamos a cambiar las circunstancias, nos ocurren cosas cada día que no podemos controlar, eso ya lo sabemos. No se, puede que hoy nos toque poner el lavaplatos. Pues toca, no hay otra, será así te guste o no. Pero hay personas que ponen el lavaplatos despotricando, quejándose, “que guarros sois, siempre me toca a mi, me estoy perdiendo el partido, …”. Pues ala!, a sumar minutos de mierda. Y luego hay otro tipo de personas, aquellas que se lo pasan pipa poniendo el lavaplatos, que lo ponen como si estuvieran montando un “tetris” o “batiendo el record de 24 vasos que metí la última vez”.

En general y salvo circunstancias dramáticas, cada uno tiene la actitud que quiere. No nos damos siempre cuenta de que es una opción personal, a veces heroica, pero que no deja de ser nuestra gran libertad, nuestra gran responsabilidad. En cada instante elegimos nuestra actitud; en cada instante decidimos ser alegres o cenizos, sonreír o no, ser amables o ser unos melones, ayudar a alguien o pasar. Por eso cada instante nos acerca un poquito más a la grandeza como personas, o cada instante nos acerca más a la mediocridad. El truco es este: saber elegir nuestra mejor actitud en cada instante, en cada instante, con las circunstancias que nos van tocando. Saber elegir nuestra mejor actitud en cada momento con las cosas que nos van pasando. Es simple, pero no fácil. Cuando uno va así por la vida esta es apasionante, es como un videojuego en el que van pasando cosas y el reto es saber elegir nuestra mejor actitud pase lo que pase. Al principio cuesta mucho, pero cada vez es más fácil, uno coge el hábito, acaba formando parte de tu manera de ser. Así se suman minutos fantásticos, que son los que todos merecemos. Las circunstancias no las podemos cambiar muchas veces, pero la actitud depende sólo de nosotros. Así, sumando minutos fantásticos, vamos haciendo de nuestra vida una obra de arte. Y para eso estamos en este planeta, para hacer de nuestra vida una espectacular obra de arte. No podemos conformarnos con menos ;-).

Anuncios

80 comentarios en “Minutos fantásticos o minutos de mierda :-)

      1. Gracias por compartir esta preciosa fábula cargada de energías vitales y de momentos de felicidad cotidiana que dan sentido a una vida feliz y su máxima plenitud.

        Me gusta

    1. Tengo otra historia;
      Es un incunable y creo que sera la primera vez que suba a matrix. Me siento un profanador. Esta sensacion la tuve con otro y unico aporte hasta ahora a esta red. Me estoy dando cuenta que soy un relatador. Pero siento que traiciono una intimidad al hacer publico relatos; vivencias,

      pongamos que en el XVIII, en el camino de Olmedo a Medina, dos caminantes fatigados; reposan y se refrescan en una fuente de piedra con poyos adyacente al camino; con el resto de la jarra de agua; uno de ellos lava unos caracteres grabados en una losa del camino; desdibujados por el polvo y el tiempo. AQUI YACE EL ALMA DE UN ESTUDIANTE; Vaya simpleza concluye el descubridor; el alma no yace, sino el cuerpo: El segundo permanecio reflexionando y aguardó la ida del primero. Cuando se perdio de vista se puso a desalojar la losa hallando unos sacos de doblones.” (de memoria

      Pero aunque hubiere encontrado reales de vellon; la finalidad es la satisfaccion del conocimiento en si, No su resultado crematistico y/o gozoso. El relato me parece de un hedonista subido. Pero pienso que J:L: Borges es el mejor autor castellano del XX

      Me gusta

  1. Qué verdad es! A veces se nos olvida pero debería ser así siempre. Es un arduo trabajo pero merece la pena.

    Como siempre Victor un artículo maravilloso, gracias

    Me gusta

  2. Hola Victor,

    Me chirría que en el pueblo solo anotaban los minutos que “… cada vez que uno disfruta intensamente de algo, abre la libreta y anota en ella: a la izquierda, qué fue lo disfrutado, y a la derecha, cuánto tiempo duró el gozo.”

    Estoy de acuerdo en que la actitud con la que afrontas algo, puede cambiar la forma en la que lo vives, pero uno “no disfruta intensamente” de muchos momentos (enfermedad, dolor, perdida…) y que descalificar esos minutos llamandolos “de mierda” debería estar hilado más fino.

    El dolor y el sufrimiento son vida, y no son una elección, son algo necesario para curar las heridas que nos deja la vida. Afrontarlos con resilencia, e incluso si se puede, con esperanza y optimismo es maravilloso pero no “criminalicemos” la pena.

    Me gusta

    1. yo queria decir excatamente lo q tu dices, por eso he añadido un parrafo x q quede claro. Pero mi pensamiento coincide plenamente con el tuyo, quiza no lo exprese bien. Mxas gracias x ayudarme a mejorar el escrito!

      Me gusta

  3. Felicidades por este artículo. En el fondo como indicas es la actitud la que nos marca el camino que queremos seguir hacia la felicidad , a pesar de los momentos buenos y malos. Y añadiría que está en nuestras manos el poder elegir los minutos que queremos que formen parte de nuestras vidas.

    Me gusta

  4. Creo sinceramente en la actitud positiva ante cualquier circunstancia. Esto es un tránsito, estamos de paso. Luchemos por objetivos q den sentido a nuestra vida q generen impacto en los demás y creemos una actitud basada en el respeto, superación personal y perspectiva viral positiva.

    Me gusta

  5. ¡Qué razón tienes en lo de la actitud personal! pero ¡qué difícil es a veces darse cuenta de ello y aplicarlo de verdad! Estoy contigo en lo de practicar e ir cogiendo el hábito, para ir creando poso y acostumbrarnos a nosotros mismos a mirar hacia adentro. Y usar una de las armas más potentes que tenemos: ¡la sonrisa!
    Víctor, muchas gracias por aparecer de vez en cuando y recargarnos la conciencia de energía positiva.

    Me gusta

  6. Grachas por este cuento Víctor, me ha hecho reflexionar sobre mi actitud con mis hijos cuando me ponen al límite. Tengo ganas de ver su cara cuando mi actitud sea la contraria a la que están acostumbrados. ;))

    Me gusta

  7. Luciendo a 30.000 w Víctor Küppers! Motivador como tu libro: “El efecto actitud”. Para cuándo en Zgz??? Hace más de 10 anys de esa modesta Biblia.

    Me gusta

  8. No estoy de acuerdo con este artículo Víctor, de hecho pienso que la actitud es una manifestación del carácter y que está muy bien afrontar ciertos momentos de la vida con la mejor actitud que podamos elegir. Pero también hay que saber que si uno no acerca la mano al fuego para quemarse es porque tal vez alguna vez se ha quemado y eso significa que a veces los momentos tristes y los momentos malos hay que vivirlos y tal vez sufrir cuando pasan porque si no estaríamos viviendo en un mundo de ciencia ficción en el cual todos nos tomaríamos la pastillita actitud y sonreíamos hasta cuándo viene el médico y nos dice que vamos a pasar el resto de nuestra vida en una silla de ruedas por ejemplo. Repito me parece muy de ciencia ficción. Lo que pienso y lo que sostengo en mi blog la venta infalible es que lo que hace que enfrentemos las situaciones adversas es la motivación y sus diferentes clases. La motivación es lo que te hace iniciar una acción y sostenerlo en el tiempo a pesar de y las trabas que puedan surgir y esta motivación puede ser por necesidad intrínseca o extrínseca todo esto lo desarrollo en el blog con más detenimiento. Los momentos de m***** o minutos de m***** que tú dices muchas veces aunque no queridos ni deseados son necesarios porque nos sirven para poder valorar los minutos maravillosos sí todos fueran minutos maravillosos os y los minutos de m***** los viviéramos como maravillosos por que eligiéramos una actitud maravillosa para traspasarlos…. cómo podríamos saber y diferenciar cuáles son los minutos de m***** y los minutos maravillosos??? La actitud dentro de los cuatro elementos que para mí son fundamentales para tener cualquier tipo de éxito en la vida a saber :aptitud método circunstancia y la referida actitud junto con la motivación, es importante pero no es el más importante, sí yo salgo enfrentarme a la vida con una actitud proactiva al 100% pero no me he preparado con un método no tengo aptitudes las circunstancias son las grasas y no estoy motivado para iniciar la acción y continuar sofriendo en el tiempo por más que tenga actitud no voy lograr los objetivos. Pero todo esto lo desarrolló con más detenimiento en el blog la mente infalible igual gracias por compartir como siempre saludos

    Me gusta

  9. gracias Victor, el mensaje lo dicté por voz con lo que el corrector hizo de las suyas en algunos tramos….jejeje, gracias por contestarme, hay un video en el que explico mi parecer con respecto a la actitud, la aptitud, el método, las circunstancias y las motivaciones, es el primero que he hecho con lo cuál soy crítico a cómo ha salido, lo importante es que resumo mi parecer en estos aspectos, está en youtube, gracias por generara interés Victor.
    Te paso el link http://laventainfalible.blogspot.com.es/2016/05/la-actitud-y-la-motivacion.html

    Me gusta

  10. Me ha encantado y cuando mi bombilla esta a punto de fundirse en ocasiones, te leo o te escucho y vuelvo a recuperar mis watios y mi energía innata. Que nada nos consuma y sigamos compartiendo momentos y vivencias pq eso sumara en nuestras vidas o al menos en las de otros. Gracias!!!! MJMorro ☺

    Me gusta

  11. Me ha gustado mucho, la actitud ante los acontecimientos en la vida es muy importante.
    Como resumen y parafraseando a Monty Python

    ¡¡¡Always look on the bright side of life!!!

    Gracias por compartirlo.

    Me gusta

  12. Estamos tan ocupados andando por la vida que, frecuentemente, se nos olvida vivirla… Gracias por estas reflexiones: llanas, simpáticas, directas…. que provocan realizar una parada en el camino y poner el acento en lo importante 😊

    Me gusta

  13. Y de paso, recordar tal día como hoy, al gran Oscar Wilde:
    -A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante.-

    Por muchos instantes o minutos fantásticos.

    Me gusta

  14. Increíble Victor! Hace algunos meses que estoy buscando este tipo de chutes a la vida y creo que he encontrado la clave con tus historias…….Además me ayudara en mi nuevo puesto de trabajo (ya ha pasado un año y empiezo a necesitar chute), ya que mira si es malo trabajar que te pagan por hacerlo. Pero lo mejor es que mejoras también en lo personal y sobre todo para chutar a mi equipo de futbol (entrenador de hobby), así que muchas gracias y enhorabuena por hacernos ver que tenemos mas minutos fantásticos de los que creemos…..gracias!
    Voy a ver si pillo alguno de tus libros para disponer de mas minutos fantásticos…..

    Me gusta

  15. Gracias por el post. La vida es única y debemos aprovecharla al 100% intentado aprender nuevas cosas siempre, acumulando competencias y conociendo nuevos lugares siempre. Para lograr estas cosas debemos hacer bien todo lo que nos proponemos y tener una buena actitud ante todo es primordial para lograrlo.
    Éxitos y saludos desde Perú!

    Me gusta

  16. Genial, como siempre!!
    Ser amable es el mayor simbolo humano de generosidad&egoismo !!
    Egoismo porque te hace sentir tan bien que coño, merece la pena!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s